Un triste amanecer desde Barcelona

ZAMBIA: «Me ha impresionado mucho el modo tan ejemplar con que muchos sacerdotes cumplen su ministerio»