¡TÚ PUEDES SER ESPERANZA PARA ELLOS!

CÓMO AYUDAR

Nuestro trabajo solo es posible gracias a la generosidad de miles de católicos que con su aporte contribuyen a que la buena nueva del amor sea una realidad para todos aquellos que sufren en los rincones más pobres y necesitados del mundo.

¿PORQUÉ SER BENEFACTOR?

Desde su fundación, en 1947, toda la recaudación hecha por la ACNestá destinada a proyectos. Así, al convertirse en benefactor, su donación va directamente a un proyecto realmente necesario, siendo la ACN sólo un puente que conecta a aquellos que pueden ayudar con aquellos que necesitan ayuda.

¿CÓMO PUEDO SER UN BENEFACTOR?

Tú puedes hacer una donación ahora mismo en el botón que está publicado acá abajo.